El príncipe azul y el complejo Finn Nelson

to be continued

 

Nunca pude creer en “El Príncipe Azul”, porque si cuando tenía 4 años le dije a mis compañeritos del jardín de infantes cuando vimos Bamby y su madre fue matada, que dejarán de llorar, que no sean idiotas, “es un dibujito no seas idiotas, empiecen el vídeo y la mami del venado esta viva, además los bichos son como una manada seguro lo cuidaron” probablemente no lo dije con esas exactas palabras pero recuerdo que me castigaron y no me dejaron salir al recreo por decirle eso a mis compañeros.

Así que la idea de que un bello hombre, rubio de ojos azules vendría a mi rescate me parecía completamente ridícula, además que gracias a la crianza que me dieron mis padres, al ver que mi madre trabajaba y mi padres compartían los deberes del hogar, y que eran muy hippies en su modo de pensar, nunca sentí la necesidad de ser salvada por un noble y hermoso caballero, siempre supe que eso era una mentira, así que no culpo a Disney por crearme falsas expectativas sobre los hombres, ya que pronto comprendí que con mi personalidad necesitaría un hombre muy particular, no cualquier pelotudo que quisiera salvarme, porque con el solo hecho de “querer salvarme” ya sabía que no era para mí.

Ahí es cuando entra nuestro querido y muy deseado Finn Nelson, o Nico Mirallegro o como es conocido por las Mad Fatters (así nos llamamos las fans de su show Mad Fat Diary) ‘Sex Wizard’

7414a949b59dacb38d377a84f5a18180

My Mad Fat Diary esta basado en el diario de Rae Earl, una adolescente que sufrió problemas de ansiedad y que fue internada en un hospital psiquiátrico. Si bien Finn no es un personaje en los libros que la escritora publicó, para la serie es muy importante.

Nico Mirallegro, es un muchacho muy bonito, sexy me atrevería a decir, con su misteriosa actitud en la primer temporada, jurando que odia hablar con todo el mundo menos con Rae, con quien de a poco termina enamorándose, sentimiento que claramente es reciproco. Los problemas de autoestima de Rae hacen que la relación sea complicada, algo que Finn nunca logró entender, porque ante sus ojos ella era hermosa, a pesar de su enfermedad mental, a pesar de haber estado internada, a pesar de sus cicatrices de cuando se cortaba la piel, no parecía importarle, pero ella no lograba entenderlo.

Eso es algo con lo cual me puedo sentir muy identificada ya que sufro varios de los problemas que tiene Rae, y que si de la nada un hombre al cual siento que jamás le llamaría la atención de la nada comienza a sentirse atraído por mí, mi natural reacción (la misma de Rae) sería ¿por qué le gusto?

Finn Nelson vendría a ser un príncipe azul del siglo XXI aunque la serie toma lugar en los 90′ en Inglaterra. Es el sueño de toda gorda que alguien así de atractivo se fije en una, pero para mí su personaje va más allá de su apariencia física.

2B549120551D543455F02A543455AC

Finn al igual que el famoso e igualmente odiado y amado Príncipe Azul, en mi opinión son un concepto de algo que busco en un hombre, Finn aceptó a Rae con un bagaje de cosas que cualquier otro chico saldría corriendo a la primera oportunidad, vio más allá de su físico, eso es algo importante, ni siquiera lo nombró, no le dijo la clásica que todas escuchamos “sos muy linda así como sos” o “me gustan las rellenitas”  a ver si te gusta una gorda ni te fijas en esas cosas, como el gran ‘sex wizard’ la conquistas y listo, porque después de todo somos mujeres normales, ¡lo sé re sorprendente!

MI “príncipe azul” MI “Finn Nelson”  metiene que atraer físicamente por lo cual no culpo a aquellos que no les gustan las gordas, esta todo más que bien, y ya que estamos en eso no nos digan “no sos gorda” porque es la peor mierda que te pueden decir, a ver gorda no es significado de fea, por lo que no me molesta ser gorda. MI “príncipe azul” sería como Finn aceptaría mis problemas e imperfecciones al igual que las partes positivas, y no necesitaría aclararme que estoy linda “así rellenita” me trataría como una mujer común y corriente, no se pide mucho gente.

Pero es necesario, personalidad y cerebro, los intelectuales, y los graciosos, el hacer reír gana pila con las mujeres, por ejemplo Jonah Hill, es un sueño de hombre, “21 Jump Street” me hizo caer completamente enamorada, nadie me hizo reír tanto, el humor intelectual ufff nada más sexy por eso adoro a los anfitriones de talk shows yanquis, Jon Stewart es el dream man, cómo habla y discute la política con extrema inteligencia es algo realmente genial, estos son los fucking príncipes azules.

Stephen Colbert, John Oliver, (quienes trabajaron para Stewart, quien los entreno espectacularmente, son un sueño)

Obviamente son todos amores platónicos, pero a lo que voy es que para mí el famoso príncipe azul es el que te banca cuando las cosas están jodidas y celebra tus éxitos sin sentirse amenazados por ellos… básicamente la persona que se ajuste a tus necesidades y que te “mueva el piso” de esos, “debo besarte ya en este mismo momento no aguanto más” tipos de amor… quien te atraiga por su cuerpo, y en mi caso también por su personalidad y cerebro ese es un “príncipe azul”.

Jonah-Hill-Relists-His-SoHo-Loft-35-Million-tile

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s